¿Cómo hacer un casco improvisado para bicicletas?

diseno de casco

Algunas personas utilizan de forma casi automática el casco, sin detenerse a meditar un poco sobre el sentido que esta práctica conlleva.

Es decir, lo utilizan más por la exigencia planteada en algún tipo de reglamentación; que por el hecho de que con él están protegiendo su propia vida.

En un principio, este accesorio fue diseñado para la protección de la cabeza de los soldados en el campo de batalla, incorporándose sucesivamente a otras áreas de la actividad humana cuya prestancia también era evidente. Con la evolución que se fue asentando en los procesos de fabricación, de igual modo fueron mejorando las características de los cascos; siendo elaborados ahora con materiales más ligeros pero aun así, resistentes y duraderos.

Casco de bicicleta

Con la mejora de la calidad de los cascos, vino también su encarecimiento. Aunque no estamos dudando de que la inversión siempre valga la pena, existe una alternativa que te permitirá acceder a uno sin invertir mucho dinero; a la par de que seguirá brindándote igualmente la protección necesaria.

Estamos refiriéndonos a la elaboración manual de un casco para ciclistas, el cual tiene unas propiedades idóneas para la práctica de este deporte.

El proceso es muy entretenido y permitirá que pongas en práctica tus habilidades manuales, para hacer un accesorio de calidad.

Seguidamente te facilitaremos la forma para hacerlo, con la intención de que te entusiasmes y te conviertas, por qué no, en un emprendedor fabricante y comercializador de este útil elemento de protección.

¡No te pierdas de ningún detalle del paso a paso!

Materiales que necesitarás

La elaboración de este casco requiere la utilización de algunos materiales con que quizás no estés familiarizado.

diseño de casco

Sin embargo, su uso es bastante frecuente en la elaboración de este tipo de accesorios en sus diferentes modalidades:

  •  Un diseño del casco que quieres elaborar. En el debe incluirse los aspectos relacionados con la decoración.
  • Un molde para el casco, elaborado según el diseño dibujado.
  • Una lámina de polímero.
  • Un horno.
  •  Guantes de protección.
  •  Una lima.
  • Una troqueladora.
  • Espuma de polietileno.
  • Velcro.
  • Cinta adhesiva
  • Un cutter.

Procedimiento

1.- Coloca la lámina de polímero en el molde pre elaborado e introdúcelo dentro del horno.

2.- Enciende el horno y deja que caliente hasta que alcance una temperatura de 65 º C.

3.- En esta etapa debes observar que el molde va levantando la lámina y la va succionando a medida que va llenando todas las cavidades del mismo con el material.

Este proceso no lleva más de un minuto y en él se van a producir cuatro capas exteriores.

4.- Cuando el material se haya enfriado y endurecido lo suficiente, procede a cortar a mano las cuatro capas con un hilo caliente; mientras vas haciendo de igual manera los orificios de ventilación.

En este momento puedes retocar la carcasa del casco para ir eliminando el exceso de material, lo cual puede hacerse manualmente con el cutter.

5.- Haz ahora la espuma de amortiguación que tendrá el casco en su interior, la cual se elabora a base de burbujas de polietileno que se van a expandir y a unir a través de un expansor; dentro de un molde acondicionado para tal fin.

6.- Una vez se haya enfriado la espuma de amortiguación, retirarla del molde y con un hierro caliente hazle igual que en el caso de la carcasa del casco, los canales de ventilación.

7.- A esta altura del proceso, ya tienes casi terminado el casco para ciclista. Solamente te falta por elaborar las almohadillas de ajuste y cortarlas una vez estén hechos. Para ello, vas a necesitar utilizar un aparato al cual se le llama troqueladora.

8.- Una vez tengas las almohadillas listas, debes proceder a sujetarlas con velcro para facilitar el ajuste del caso.
Posteriormente, coloca las tiras de ajuste que es un proceso manual que dura aproximadamente entre uno, o a lo sumo, dos minutos.

9.- Para darle punto final al proceso, lo que tienes que hacer es ensamblar el casco; introduciendo la protección interior dentro de la carcasa exterior y asegurándose con un poco de cinta adhesiva.

De esa manera, ya tendrás listo tu casco con un diseño personalizado.

5 (100%) 1 vote[s]