Cómo hacer un cuelga puertas?

Cuelga puertas sin mensaje

Uno de los lugares favoritos de nuestro hogar es nuestra habitación. En ella muchas veces pasamos la mayoría del tiempo siempre que tengamos un momento para hacerlo. Por eso, siempre buscamos cualquier manera de hacerla lucir lo más confortable que pueda ser, y que sea agradable estar en ella.

Al final del día, es donde siempre queremos llegar. ¿Quién no quiere tener un momento de paz?

Cuelga puerta closed

No solamente se trata de solo descansar, muchas personas tienen dentro de su habitación un espacio para trabajar y/o estudiar.

Uno de los objetos más comunes que nos ayudan a conseguir esa paz sin tener que utilizar otros métodos, son los colgadores para las puertas. Se puede decir que son señales de atención para alertar a los demás.

Cómo hacer un cuelga puertas

En el caso de las habitaciones infantiles, como padres siempre intentamos darles ese espacio, y hacerlo parecer atractivo de alguna forma para que los niños comiencen a sentirlo como suyo. En ese intento, optamos por utilizar piezas que los hagan sentir como los reales propietarios de ese lugar.

Los colgadores para puertas son un bonito objeto decorativo que podemos diseñar para decorarlas. En ellos podemos colocar cualquier mensaje de atención que se nos ocurra y sea divertido, o simplemente el común “NO MOLESTAR”.

Sé que te animaras, así que te dejaré en detalle cómo elaborar en sencillos pasos, un lindo colgador para puerta. Tú eliges cómo prefieres decorarlo y el mensaje que quieras agregar. Un colgador sin un mensaje pierde su esencia.

Cuelga puertas sin mensaje

¡Mira qué fácil es!

Debes tener los siguientes materiales para manualidades:

  • Cuelga puerta en MDF.
  • Una de punto fino y otra de punto medio o grueso.
  • Pintura blanca acrílica o para pintar telas.
  • Hilo cola de ratón. (esto en el caso que tu diseño no tenga la abertura para colocar en el pestillo de la puerta)

Lista de Herramientas:

  • Un pincel grueso.
  • Stencil de figuras de tu elección.
  • Pistola de silicón.
  • Pistola de silicón.
  • Algodón, en el caso que quieras pintar con stencil.

Pasos para la elaboración

Para realizar este diseño, realmente no necesitas invertir tanto tiempo ya que, en las tiendas de manualidades, puedes conseguir cuelga puertas en material MDF con diferentes acabados o diseños. Solo debes poner toda tu creatividad para decorarlo.

En el caso que quieras hacer tu propio diseño con un trozo de MDF virgen, vas a necesitar de la ayuda de una máquina especial para cortar este tipo de material.

¡Comencemos!

  1. Primero debes darle el acabado que quieras al cuelga puerta. Pinta uniformemente en color blanco toda la pieza. Una vez haya secado, pasa la lija gruesa sobre todas las superficies, para luego pulir con una lija más fina. Así le darás una apariencia vintage o avejentada.
  2. A continuación, comenzarás a decorar el cuelga puerta. Puedes tomar varias láminas de foami y con la ayuda de algunos moldes de distintas figuras, hacer recortes y pegarlos sobre el MDF. La ventaja de utilizar este material para decorar, es que vas a obtener un acabado limpio y puedes combinarlo con otros ya que son flexibles para decorar.
  3. También puedes usar la ayuda de stencil con figuras de tu gusto para decorar.
  4. Con la ayuda de moldes para letras, puedes elaborar distintos mensajes para añadir sobre distintos cuelga puerta, y así tienes varios para cada situación. Por ejemplo: Bebé durmiendo, Haciendo deberes, No molestar, No disponible, Princesa durmiendo, entre miles más.

Este modelo hecho con MDF es ideal para hacer cuelga puertas para personas más adultas, sólo puedes intentar diseños más sobrios. Igual siempre dependerá de tu inspiración.

Para el caso de los más pequeños de casa, puedes elaborarlos usando sólo foami o goma eva. Solo necesitas: tijeras, pegamento frío y mucha creatividad.

Cuelga puerta hecho por niño

En este caso, debes hacer la figura del colgador con el material de foami o goma eva. Utilizar moldes puede ser de gran ayuda, y te hará menos complicada su elaboración.

No esperes más e intenta elaborar uno. ¡De seguro no querrás parar de hacerlos! Y vas a disfrutar el proceso.